Sexualidad

Maravillas y secretos del tantra…


Antes de pasar a las maravillas que te hará sentir esta práctica y cómo puedes lograrlo habrá que explicar qué es exactamente el sexo tántrico

Pues bien, ésta es una práctica india milenaria y su nombre básicamente podría interpretarse como “una forma de expansión o liberación”. Los encuentros de este tipo pretenden que el disfrute durante toda la relación sea igual de intenso que el éxtasis final; es decir, nunca tener como único objetivo el orgasmo. Para ello utiliza la meditación y la explotación de todos los sentidos, la respiración y la energía de la pareja.

En el tantra, la satisfacción femenina y el orgasmo son muy importantes, pero el orgasmo masculino debe demorarse para prolongar la dicha. La idea es que el hombre pueda controlar la eyaculación y que incluso llegue a experimentar orgasmos sin eyacular; es decir, que sea multi orgásmico. Esto es posible porque la eyaculación y el orgasmo son procesos independientes que, aunque ocurren casi siempre al mismo tiempo, no es obligatorio que sea así.

Ahora sí ¿Qué hacer para lograrlo?

  • Explota todos los sentidos: crea un ambiente propicio, no sólo para seducirla, sino para que se relajen juntos. Puedes usar velas y música.
  • Disfruta cada parte del cuerpo de tu pareja: Háganlo primero uno y luego el otro, comiencen besando sus labios y luego vayan bajando con toda calma y suavidad sintiendo cada centímetro con sus manos, boca y lengua.
  • Controlen su respiraciónMírense a los ojos y respiren al mismo tiempo, logren que su respiración, al tiempo que va aumentando de ritmo con la excitación, siga siempre sincronizada. Si crees que puedes estar muy cerca del orgasmo, haz que tu cuerpo se relaje de nuevo respirando pausadamente.
  • Conéctense: Además del contacto visual pueden poner la mano en el pecho del otro para sentir los latidos de la pareja y dejar que la energía fluya.
  • Las posiciones adecuadas: En la mayoría de las posiciones tántricas, la mujer va a arriba del hombre y, una vez que se ha hecho la penetración, los movimientos deben ser muy lentos. La pareja se mantiene cerca, de frente, mirándose.

Ponlo en práctica y descubre un nuevo mundo de sensaciones.

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *