Relaciones

¡Salva la primera vez con tus suegros!


Pues aunque lo evitaste durante mucho tiempo, en esta ocasión ya no pudiste aplazarlo más e irás indiscutiblemente a conocer a tus suegros, por más miedo o nervios que tengas, no te salvarás de ésta, y para que no la riegues, te preparamos una mini cátedra sobre qué hacer y no hacer en la primera vez con los papás de tu novia.

  • Inicia relajándote; sí, es un evento que a cualquiera que lo hemos vivido nos revuelve el estómago (aunque sea un poco), pero piensa que tampoco es algo de vida o muerte, tranquilízate y al menos disfrútalo.

  • Sé tu mismo, pero no exageres ni inventes cosas, mantén el perfil de persona buena y civilizada.

  • Recuerda todo lo que tu novia te ha platicado sobre ellos, así estarás informado sobre qué temas tomar cuidadosamente, cualquier duda, pregunta a tu pareja.

  • Vístete adecuadamente, no insistas en usar tus pantalones rotos o tus playeras de metalero.

  • Si está en tus posibilidades, lleva un presente, una idea fabulosa es un postre o una botella de vino, que no sea tan barato, claro está.

  • Llega puntual, ya sabes que a nadie le gusta esperar y menos a ellos, porque el que tiene que quedar bien por ahora eres tú.

  • Aplica todas esas lecciones de buenos modales que te dan flojera pero que en momentos como éstos son necesarias, como comer con la boca cerrada (importantísima) o lo que muy bien aprendiste de Barney: Por favor y gracias, dos palabras mágicas que nunca debes olvidar; saludar de mano, dirigirte a ellos de usted, no jugar con la comida y cuidar tu vocabulario, trágate esas malas palabras que quieran salir, al menos en esta vez hay que fingir demostrar que eres un buen partido.

  • Ser acomedido nunca esta de más, que si es necesario ir por más pan o si el foco de la sala necesita reemplazo, ofrécete a hacerlo; por supuesto, sólo en las cosas que sabes hacer, porque si te ofreces para lo que no tienes ni idea, terminará en desastre.

  • Respecto a la plática, muestra interés, no cheques mucho tu celular porque creerán que quieres irte (tal vez sea verdad, disimula)… y no toques temas de política, religión o deportes tan apasionadamente, a menos que sean afines.

  • Evita ser encimoso, dudo que sea agradable para tus suegros presenciar el tráfico de fluidos entre su hija y tú.

  • No te emborraches por favor, cuando el alcohol interviene en las reuniones tensas, afloja lo que no debe y al otro día la culpa moral no se quita.

Bueno, esos fueron nuestros consejos para que salves tu pellejo, pero ahora depende de ti ganarte su corazón, cuentan las leyendas que algunos lo han logrado, ¡suerte!

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *