Relaciones

¿Qué onda con la duración de tus relaciones?


Si te ha pasado que llegas al incómodo momento de la vida en que te preguntas a ti mismos el por qué de las relaciones tan poco duraderas, puede que sea porque no has prestado atención a ciertos detalles.

Aquí en BDH intentaremos brindarte una guía libre de puntos a considerar para que apliques y mejores tu desempeño en la vida, después de todo, podrían serte de utilidad en más de uno o dos aspectos del día a día. ¡Presta atención y toma nota!  😉

  • Aprende a identificar tus miedos.- Atendiendo a este punto, sabrás qué aspectos de una relación pueden causarte conflicto y podrás crear mapas mentales para atacar el problema de raíz.
  • Cuestiónate.- ¿En realidad estás en busca de una relación duradera?, identifica junto a tu pareja qué tipo de lazo están buscando, ya que podrían no estar en sintonía y es algo que se debe aclarar desde el principio. Adicional a ello, es importante que esclarezcas que una relación se construye y es un trabajo de dos, que debes conocer tus puntos fuertes y débiles para compartirlos con la otra persona.pareja-2-bdh-blog-del-hombre
  • No te sabotees.- Ya sea por miedo al fracaso, compromiso o algún otro detalle, pudiera ser que la negación sea la que te esté arrinconando a cierta tendencia conductual que afecte la duración de tus relaciones o la tensión creada en las mismas.
  • Mantente presente.- Recuerda que la comunicación es base primordial en todo tipo de lazo, y estar bien informado de lo que ocurre con tu igual es básico; además, es necesario que aprendas no sólo a escuchar sino a darte a escuchar. La comunicación se da en dos vías, y el mensaje no podrá ser enviado, recibido e interpretado, si alguno de los eslabones falla.
  • Sé prudente.- Aquí es necesario entender que tener una relación no significa estar encima de la otra persona todo el tiempo ni conocer hasta el más ínfimo y escurridizo detalle; entre que hay que tener confianza para compartir nuestro día a día, también hay que tenerla para evocar y llevar a cabo el respeto que nuestro compañero merece, después de todo y antes que nada, somos individuos.
  • Otorga y recibirás.- Hay que aprender a entregarse pero también a recibir. Es bueno ceder ante ciertas circunstancias para que la relación sea más fluida y la opinión de ambos se tome en cuenta; sin embargo, también hay que saber hasta dónde llegamos, puesto que hay límites que marcan nuestra individualidad y que nunca deben transgredirse.

Sabemos que tal vez algunos de los puntos anteriores cuesten más de lo que deberían o sigas con ciertas dudas, por lo que igual te dejamos algunos consejos que comparten las parejas duraderas para hacer de la relación, algo más estable:

  • Aprende y cambia.- Trabajar los problemas en conjunto para encontrar una solución común es pieza clave en las relaciones, por lo que una vida en pareja no es la excepción.pareja-3-bdh-blog-del-hombre
  • Admiración.- Mantener un orgullo auténtico por el otro no solo es señal de un buen ritmo de la relación, sino que mantiene la expectativa y la frescura en la misma, pues significa que existe un interés íntegro.
  • Trabajo en equipo.- Referirse a un nosotros sobre un yo.
  • Aceptación.- Afrontar la realidad de una vida llena de diferencias, así como de similitudes, es parte de una aceptación total. Es importante resolver esta situación, admitiendo que hay instancias inamovibles y conviviendo con ellas; después de todo, la diversidad también es parte de la felicidad.

“Hay algunas personas que son naturalmente buenas para las relaciones. Yo las llamo maestros de las relaciones. Tienen ese hábito mental por el cual buscan cosas para apreciar. Buscan cosas para poder decir gracias. En el otro extremo, los desastres de las relaciones se focalizan en los errores de su pareja. Escudriñan para encontrar lo que el otro está haciendo mal. La crítica y el estar a la defensiva se encuentran en todas las relaciones. La diferencia es que un maestro de las relaciones notará que las cosas no marchan y hará un intento de reparación.” – John Gottman

 

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *