Relaciones

Pasos para derrocar a la Drama Queen de tu novia en una discusión


Las mujeres sabemos que para los hombres, nuestros reclamos infinitos y redundantes acerca de un mismo tema son una pérdida de tiempo y carecen de sentido, pero lamentablemente cuando entramos al modo drama no hay poder humano que sacie nuestras ansias de victoria, y ustedes terminan recogiendo los platos rotos.

Te queremos compartir algunos secretos para que salgas sano y salvo de esas discusiones, eso só, sólo aplica si realmente no llevaste a cabo ningún acto malvado y todo es una exageración o malentendido; por ejemplo, no recordar lo que dijo esa vez en el súper hace 4 años, o que alguna persona incómoda para ella se reportara en tu vida.

  • Primero, escucha atentamente su discurso de media hora (o al menos finge hacerlo sin sacar el celular o voltear a otro lado, eso nos molesta mucho) mientras armas una estrategia.

  • Cuando te toque opinar no la contradigas, hazla sentir que tiene la razón, que le pusiste atención y que sus sentimientos de ese momento son totalmente válidos y que lamentas que una acción tuya la haya hecho sentir así.

  • No descartes los abrazos, miradas tiernas y palabras bonitas, incluso dile cuánto la quieres en cualquier oportunidad que tengas.

  • Naturalmente esto no va a ser suficiente, pero la calmará mucho, en este punto puedes explicar tu versión de la historia, no te desesperes si ella quiere interrumpirte o se vuelve a exaltar, mírala y con calma pídele que te permita continuar (si le cedes la palabra a mitad de tu discurso has sido derrotado, no te dará de nuevo el turno).

  • Va a haber lágrimas, siempre las hay, no te asustes, sólo toca su mano y seca su rostro.

  • Parece obvio pero te lo recordamos, no insultes ni hables mal de su familia o amigos, no defiendas a su enemigo ni la compares con otras personas, de lo contrario serás hombre muerto.

  • Debes estar consiente que esto no será rápido, llevará al menos su par de horas, tal vez hasta haya recesos, eso no significa que ya puedas bromear sobre la situación.

  •  Si hay personas cerca no las invites a opinar, la discusión es de dos.

Las mujeres estamos predispuestas a que los hombres ignoren nuestras hilarantes peleas o que discutan agresivamente por tener razón, cuando actúas como deseamos que lo hagan nos desconciertan y más si nos dan la razón o no nos juzgan y tachan de locas, entonces reconsideraremos si son los villanos de la película.

De manera sutil, inteligente y relajada nos pueden ganar una discusión sin que nosotras nos demos cuenta de que fuimos víctimas de una jugarretallegando incluso a creer que nos pasamos de la raya (seguramente la mayoría no lo reconozcamos nunca, sólo lo pensamos).

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *