Relaciones

¡Pasa a ser el héroe del embarazo en 9 pasos!


¡Se han embarazado!, y a ti no te ha caído el veinte, es mejor que te tomes tu tiempo de reflexión a solas y lo vayas asimilando porque a partir de este momento puede que estés atrapado en un campo minado, cualquier paso en falso destruirá la armonía de la habitación; pero no te angusties, tampoco será un infierno, es sin duda una de las etapas más hermosas e irreemplazables de su vida como pareja, pero que está influida por multitud de cambios hormonales y físicos en tu pareja… y hasta en ti mismo.

  • Cambios hormonales, prepárate para ser testigo y partícipe de momentos de tristeza, angustia, euforia, enojo, etc., en menos de un par de horas. Lo que te queda es tener paciencia y darle mucho amor:

  • Creciendo, su cuerpo va vivir una transformación muy fuerte para ella, tendrá que mirarse al espejo para sentirse ajena y te preguntará: ¿estoy gorda?, ¿he engordado?, o simplemente asegurar… ¡me veo horrible!, nunca le contestes afirmando cualquiera de las cuestiones anteriores, ella sabe de sobra que no es la misma, mejor dile lo hermosa que es para ti, lo bien que le sienta el embarazo y que en realidad no se ve como ella cree.

  • Su vientre no es la única parte en transición, sus senos van a hincharse, pero serán mucho más delicados; sus caderas se ensancharán, lo que le provocará estrías, y hasta su cabello cambiará, ten conciencia de eso y no lo resaltes o comentes de forma negativa, hazle sentir que ni siquiera lo habías notado.

  • El pánico al parto, pfff… en este paso puede que hasta tu estés sudando frío, imagínate cómo está ella que se debate entre la cesárea o el parto natural, algunas lo toman con calma pero otras se ponen en shock sólo de pensarlo, y por supuesto que están en su derecho, escúchala y si te lo pide, ni modo, acompáñala en ese mágico momento.

  • Olfato de sabueso, va a desarrollar habilidades de súper humano, como percibir olores a distancias enormes y lamentablemente tu mal olor se triplicará, no te queda de otra que bañarte siempre que quieras estar cerca de ella.

  • Las mujeres embarazadas se sienten más cansada que de costumbre, un pretexto perfecto para conseguir una masaje de pies o que le lleves lo que desee hasta la cama, no pierdas tu oportunidad de ser el mucamo del año.

  • Antojos everywhere, puede ser la cosa más extraña del mundo, como cacahuates con helado, pero no la juzgues y corre a la tienda a comprarlos aunque sean las 12 de la noche si no quieres que el mundo estalle; también toma en cuenta que toda la comida que te acompañe tiene que venir en ración doble… por cierto, como ella tendrá más hambre y antojos, te sacrificarás junto a ella, por tanto resígnate a ganar varios kilos en equipo.

  • El apetito sexual tiene dos opciones, aumenta o se esfuma; en ocasiones despierta para ambos un líbido increíble pero en otras el miedo por hacerle daño al bebé y los cambios en el cuerpo de la mujer lo complican, ninguno de los dos debe ser problema, es imposible dañar a tu bebé y sobre la figura de la embarazada, es sólo un período pasajero.

  • Inseguridades, todo lo anterior hace que sienta que no la quieres, que no te gusta, que será una mala madre, que no está lista, que lo hace mal; tu labor es abrazarla y darle un beso, repetirle hasta el cansancio las cosas que la harán sentir especial, no importa si es una o 100 veces.

 

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *