Negocios y Finanzas

Prepárate para los trabajos que aún no existen


Hemos sido participes (algunos más dolosos que otros) de la transición de trabajos durante el último par de décadas, muchos estamos asustados ante un campo laboral desconocido, que no te enseñan en la universidad y que no tienes ni idea de cómo manejar; ahora los empleos son una especie de híbridos que no sabemos de donde salieron pero ahí están, y si quieres sobrevivir tienes que aprender a domarlos.

Pero, ¿cómo nos preparamos para trabajos que aún no existen?, como decía el legendario jugador de hockey, Wayne GretzySuccess comes not from skating to where the puck is, but to where it will be“; siguiendo esa línea podemos checar las tendencias de alto nivel para darnos una idea de hacia dónde enfocar nuestra atención.

Foto por: WEF

Foto por: WEF

Cuanto más avanzamos en el mundo virtual y digital surgen más capacidades y nuevos ecosistemas. Por ejemplo, algo simple como la publicidad de Google que era llevada por una sola persona ahora es toda una maraña de complejas actividades que solicita a más personas.

A principios del siglo pasado ni se pensaba en las profesiones de ahora, como el marketing digital, entrenador personal o consultor de marca; es más, ni idea se tenía que una persona persiguiendo o encestando un balón estaría ganando millones.

Sin embargo, en la industria de alimentos la cosa es diferente, ahí entre más natural y menos industrializado sea el proceso es mejor, o al menos así exigen varios grupos en las últimas décadas, exponiendo los daños para el cuerpo humano y la tierra por el uso de químicos.

Aunque en algunos sectores es inevitable inmiscuirse con la tecnología, tanto que los trabajos automatizados van dejando fuera a las personas (sólo veamos el caso de los pilotos automáticos), las habilidades humanas son únicas e inigualables por las máquinas.

La empresa automotriz Toyota eliminó a los robots de sus plantas de fabricación debido a que notaron que las máquinas no son buenas innovando ni proponiendo.

Los humanos tenemos un paquete de virtudes sobre las máquinas, entre ellas la empatía, la creatividad, el liderazgo, la intuición y la inteligencia social; los robots difícilmente serían capaces de reemplazar el trabajo de los meseros.

Puesto que no estamos exentos de los cambios, hay que entender cómo funcionan las máquinas, aprendamos el idioma del enemigo.

La transición es el problema en la pérdida de oportunidades, habilidades como re-aprender y aprender son las claves para pasar al otro lado. Ten presente que a pesar de que el trabajo está cambiando de muchas maneras, el fundamento es el mismo: adquisición de habilidades y hacer lo que la gente necesita.

Fuente: World Economic Forum

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *