Visión y Liderazgo

¡Porque ser pentamillonario “es lo de hoy”!


Odiamos atrofiar tus sueños pero ser millonario ya no basta, lo de hoy es ser pentamillonario, y ¿en qué consiste eso?; pues simplemente en tener al menos cinco millones de dólares, porque ya sabes, un millón lo tiene cualquiera.

Aunque no lo creas, no todo es pobreza en este mundo, hay un selecto grupo de millonarios que se dan el lujo de vivir holgadamente de sus rentas. En Estados Unidos encontramos seis millones de personas con más de un millón de dólares, y en China viven 1.3 de millones de privilegiados.

Para terminar pronto, en el mundo hay 33 millones de millonarios, pero el lado oscuro es que la población de personas pobres es 224 veces más grande.

Regresemos a los realmente millonarios, a los pentamillonarios, que oscilan el millón de ciudadanos en Estados Unidos y que aumentan cada año un 5%, ellos  están cambiando también el mercado: nunca se habían vendido tantos bienes de ultralujo; es más, algunos ni siquiera existían hasta tiempos recientes.

No todo queda en extravagancias, esta nueva gente millonaria causa estragos en la composición del estrato social.

Otro nuevo punto, la mayoría de los millonarios, o al menos los más longevos, ganaron su fortuna con el sudor de su frente; en la actualidad, hay muchos jóvenes herederos de fortunas exorbitantes, que preguntémonos sinceramente, ¿saben cómo manejarlas?, ¿deberían aprender a hacerlo en un mundo tan desequilibrado?

Cada vez hay más revueltas de la mano de movimientos que reclaman mejores condiciones de vida para la sociedad, porque un millón de pentamillonarios representa a sólo una de cada 320 personas en Estados Unidos, mientras la parte más grande de la población vive entre créditos bancarios, deudas, desnutrición, discriminación y jornadas de trabajo inhumanas.

No sabemos si la situación mundial mejorará, lo que sí sabemos es que la cifra de cinco millones es la cantidad perfecta para vivir sin preocupaciones durante toda una vida.

Fuente: BBC

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *