Visión y Liderazgo

Lo que le ha salido bien y no tan bien a Donald Trump


¿Quién Donald Trump?, más allá de sus discursos de odio y su ostentosa vida de millonario, hay un empresario feroz y hábil para los negocios que ha sabido aprovechar todos los recursos a su alcance, incluso los mediáticos para forjar una figura amada por muchos y odiada por más; pero no todo ha sido miel sobre hojuelas para el controvertido “político”, según la revista Forbes, ha tenido uno que otro resbalón en las finanzas, vamos a ver algunos aciertos y desaciertos de Donald Trump.

Lo brillante

1. Trump Tower

Este edificio es un símbolo de la ciudad de Nueva York, se ubica en en #721 de la Quinta Avenida y se erige con 67 pisos, dentro se sirve como residencial, corporativo y comercial; cabe mencionar que alberga a la base de operaciones maquiavélicas de Trump Organization y las tiendas principales de Gucci y de Nike.

Pero no cualquier persona vive en esos apartamento de élite, son sólo para celebridades, organizaciones importantes, como la Concacaf, y hasta príncipes árabes. Un piso de ésta fue el set del reality showThe Apprentice“.

Ya en temas más duros, en 2006 fue valuada en 316 mmd; no es tan costosa como su torre hermana en Chicago, con valor de 850 mmd, pero si es la más emblemática.

2. The Apprentice

Con este programa su popularidad subió como espuma, la primera temporada se lanzó a inicios del 2004 y la dinámica trataba de participantes que competían por ganar 250 mil dólares y la oportunidad de dirigir una de las empresas Trump; tan apabullante fue el cierre de esa temporada que fue visto por 28 millones de espectadores, cosa que no se repitió en las posteriores ediciones.  Sin embargo, el programa se transmitió en más de 30 países de todo el mundo.

La frase que caracterizó al reality fue “You’re fired“, con la que Donald despedía al competidor expulsado, incluso cuando salió un juego de mesa, semejante al Monopoly, venía la frase.

3. Los Viñedos Trump

La muestra de las maliciosas virtudes empresariales de Trump para adquirir propiedades, pues compró la mansión, con todo y viñedos, en una extensión de 314 hectáreas en Charlottesville, Virginia, a 85% menos del valor de ésta, 15 mdd siendo 100 mdd su precio real.

La razón es que era una mansión hipotecada y embargada por el Bank of America, primero compró un terreno de 87 hectáreas aledaño a los viñedos por 500 mil dólares, un año más tarde compró la mansión y los viñedos por 14.6 mdd. En 2015, abrió allí el Trump Albemarle Estate, un hotel que cobra la humilde cantidad de 399 dólares la noche.

Foto por: Washingtonian

Foto por: Washingtonian

Lo oscuro

4. Aerolíneas Trump

También quiso armarla en el aire, pero no le funcionó porque su aerolínea se enfocaba en experiencias de lujo; después de ganar la subasta de Easter Airlines en 1989, con 380 mdd, remodeló la flota de 17 aviones Boeing 27 para que tuvieran el máximo confort.

El problema fue que en ese tiempo a las personas les interesaba más el precio de los boletos debido a una pequeña recesión del país y el aumento en los precios de los combustibles por el conflicto Irak-Kuwait.

Sin más, la aerolínea quebró en menos de tres años y se vendió a US Airways.

Foto por: Teleport.mx

Foto por: Teleport.mx

5. Los casinos que quebraron cuatro veces

Es conocido por ser dueño de varios casinos en Las Vegas y en Atlantic City, pero ¿sabías que entró en bancarrota más de una vez?

La primera fue en 1991, cuando financió con bonos basura la construcción del Taj Mahal, pero no contaba con la crisis inmobiliaria y los intereses impagables que elevaron la deuda hasta un millón de dólares.

En 2004 fue la segunda cuando planeaba reestructurar la deuda pero los accionistas lo rechazaron, se vio obligado a bajar su participación y entró en bancarrota a finales de ese año.

Para colmo, cinco años después vino la tercera, la compañía debía 1,200 mdd y se vio forzado a renunciar como presidente del consejo, pero siguió como accionista.

La última fue en 2014, Trump realizó una demanda para que varios casino Atlantic City no contaran con su nombre, pero en septiembre la compañía quebró de nuevo.

6. Trump Resort en Baja California

Aquí viene una de las razones por las que no nos quiere ni un poquito, (bueno si nos quiere, sólo para que trabajemos en su propiedades por un sueldo muy bajo); acusó a unos desarrolladores de departamento de lujo en Baja California de construir inmuebles bajo la licencia de la marca Trump, pero ese proyectó había expirado en 2008 y se corría el 2013.

Los compradores molestos por haber dado depósitos para apartar un departamento demandaron a Donald, pero el dijo a Los Angeles Times, que no participó en la construcción de la obra y culpó a los desarrolladores mexicanos, incluso tuiteó el febrero pasado: “Tengo una demanda en el corrupto sistema judicial mexicano que gané y que, hasta ahora, no he podido cobrar. ¡No hagan negocios con México!”.

Foto por: Jornada BC

Foto por: Jornada BC

Fuente: Forbes


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *