Visión y Liderazgo

FuckUp Nights, dónde se celebra el emprendimiento


Suena bien hasta en el nombre, el cual no es más que un juego de palabras que hace denotar el significado de la noche a la que refieren, una con historias de fracaso que se celebran porque consiguieron el éxito colateral de aquéllos que aprendieron lo bueno y lo malo de tales experiencias.

Y siendo ya su cuarta edición, no sorprende el volumen de asistencia al evento, entre los que se enlistaban amigos y familiares de los emprendedores y personalidades asistentes, seguidores de los mismos, miembros del comité organizador, prensa relacionada con el ámbito, y uno que otro curioso.

Fueron los standuperos de la noche el ex-futbolista Carlos Hermosillo, el afamado Sopitas y el Director de YouTube en latinoamérica, John Farrell.

This slideshow requires JavaScript.

Fue el de Hermosillo un discurso que salió de lo más simple del alma para recordarnos que una vida de reflectores nos puede hacer perder la estabilidad en la faz, que la arrogancia llega como relámpago ante la nubosidad de una nueva realidad; debemos recordar que antes que todo teníamos cierta vida, de la que debemos rescatar lo que importa y se quedará aún cuando la fama se esfume.

En cuanto a los ecos de la voz de Sopitas, se volvió la suya la plática más entretenida y dinámica de la noche, pues entre anécdotas e historias de un periodista que quiere ver relucir lo mejor de su cultura y subyugar a un estado que ni cómo ayudarlo, es en ocasiones la mejor opción crear un nuevo medio, pues hay que alzar la voz propia y sumarla a la de compatriotas afines para que se conozca la información por cada una de las generaciones que nos conforman.

Y los puntos de trayectoria que llevaron a un empresario de índole tal como John Farrell a su puesto actual, y las experiencias al ir generando un mejor discernimiento para la toma de proyectos y decisiones fueron lo que más resaltó en su discurso; pues para una noche en la que #ShareTheFailure era el himno, los errores eran como música para los oídos.

¿Apoco no estaría genial asistir a la siguiente edición del FuckUp?, no les pierdas la pista, pues escuchar cómo los fracasos de los demás les han valido para levantarse nuevamente, es un verso que a todos nos puede llegar como estrella septentrional.

 

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *