Visión y Liderazgo

El resumen de una sesión empresarial: la mesa redonda de MassChallenge


Dicen muchos que, en ocasiones, los mejores negocios se dan entre tragos amistosos o con acogedoras comidas, y fue ésta última la que nos dio cabida para la reunión, una sobremesa que parte de la iniciativa por mejorar la posición empresarial y emprendedora en nuestro país, la que tuvimos el honor de presenciar el pasado miércoles 7 de septiembre.

Reunidos a modo de mesa redonda, se perfilaban listos para los apuntes y opiniones, diversos personajes de la escena con el ímpetu de mejorar un borrador bastante didáctico, y propiciado por el bufete internacional de abogados Greenberg Traurig y la aceleradora global más amigable para startups, MassChallenge.

Thought leadership – Best Legal Practices es el nombre del proyecto, de este manual que busca erigirse como una herramienta legal para el emprendedor mexicano, cuyo panorama se ve a veces nublado por la falta de orientación focalizada en el mercado nacional, y la excesiva alojada en redes para extranjeros, como es el caso de la sobre-población de literatura enfocada en los negocios y leyes estadounidenses.

A través de una sesión guiada con preguntas que sirvieron de referencia al diálogo, los líderes de opinión estimaban la gestión de acuerdos entre sus colegas para formalizar la llegada de este manual que estima su oficialización en un aproximado de tres meses, por medio de su plataforma, tanto en inglés como en español.

Asistentes:

Arturo Pérez-Estrada, Accionista de Greenberg Traurig
Camila Lecaros, Directora de MassChallenge México
Isaac Beja, abogado en Promotora Social México
Alessandro Paganini, de Dalus Capital
Gabriel Charles, Managing Director de Wayra
Alberto Márquez/Rafael Ayala, de MASISA
Tatiana Escribano/Carlos Vela, del bufete Baker & Mckenzie

Entre los puntos que más destacaron como adición a la futura biblia del emprendedor -cuyo fin principal es aminorar la incidencia en errores críticos por parte de los emprendedores que se lanzan a este inhóspito terreno, así como destacar las diversas etapas por las atravesarán tanto el empresario como su empresa y de los que se deben destacar diferentes especificaciones- se encuentran los siguientes:

-Resaltar qué pasos -legales, financieros y personales- se deben poner en práctica en qué etapa de la gestión.

-Advertencias o puntos de atención para que el emprendedor, y los recursos humanos que están viviendo el mismo sueño, no olviden que, así como hay que hacer negocios, se debe seguir construyendo desde los básicos: las atenciones al personal, a la cartera de clientes, a las funciones básicas del engranaje, todo, es un trabajo de todos.

-Las habilidades sociales deben desarrollarse, así como el conocimiento efectivo de áreas estratégicas: información legal, contable, psicológica, social, entre otras.

-Adicional a lo anterior, es necesario contar con un buen abogado, así como contador, que se encuentren versados en el tema y ayuden de la mejor manera al crecimiento de la empresa.

-Un glosario de términos al cual los involucrados deben apegarse y familiarizarse cuanto antes.

-Una diferenciación entre los procedimientos y pensares al momento de ser emprendedor y al ser inversor, estimulando la empatía que se debe generar mutuamente para el mejor ejercicio de las inquietudes y responsabilidades.

Y es que resolver pautas tan básicas como el qué te hubiera gustado saber antes de emprender, o qué has aprendido después de las infinitas batallas, podría sonar muy sencillo para todos aquéllos que no nos hemos inmiscuido tanto en estas arduas labores, pero la falta de información, la saturación o confusión en la misma, son un problema del día a día al que se enfrentan los nuevos empresarios, aunados a todos aquéllos que derivan del gestar un nuevo hito empresarial.

Quedamos atentos a las buenas nuevas de esta gran iniciativa y ¡bienvenido sea el emprendimiento bien enfocado!

 

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *