Negocios y Finanzas

Con que quieres estrenar auto… ¡toma nota!


Ya casi estamos entrando a la última parte del año y te empiezas a alborotar por comprar el auto que siempre has soñado, es mejor que vayas considerando desde ahora todo lo necesario para que tu compra sea lo más provechosa posible, y que no represente un calvario liquidarlo. A menos que el coche sea para trabajarlo, pocas veces se considera como una inversión, porque su valor se viene abajo y requiere un gasto fijo siempre.

 

Es muy difícil que liquides de un jalón el precio total del auto, por eso un financiamiento es una buena opción, eso sí, no se toma a la ligera la elección de alguno.

Analiza las marcas, modelos y versiones de los autos que te interesan, cuáles se adaptan más a tus necesidades y a tu bolsillo:

  1. Calcula tu capacidad de pago. ¿Cuánto ganas?, arma un presupuesto, obviamente vas a incluir tus gastos arraigados (gastos de la casa, alquiler, deudas, etc.) y los deducibles (servicio de TV de paga, salidas a comer, vacaciones).
  2. ¿Cuánto gastarías?, aquí verás cuáles son tus necesidades de transporte, cuánto gastas en transporte ahora y a cuánto equivaldría el gasto teniendo un coche; ya sabes, la gasolina, el estacionamiento, los seguros, casetas de peaje… puede que no te convenga realmente.
  3. Compara tus opciones. Tienes seguramente más de un prospecto, compara los gastos entre cada uno de ellos, básate en el mantenimiento, disponibilidad de refacciones y también en gastos de posesión, como placas, tenencia, entre otros

El pago de un auto no debe de sobrepasar el 15% de tu sueldo total, por ejemplo: si ganas 15 mil pesos mensuales tu mensualidad no podrá pasar de $2,500 pesos.

En los financiamientos tendrás muchas opciones, toma tu tiempo para comprenderlos y pide que te expliquen todos lo puntos en lo que tengas dudas, lee las letras chiquitas y no te lances a la deriva, puede que por querer pagar en menos tiempo y menos intereses, las mensualidades te queden exorbitantes y no te alcance para cubrirlas, y también que por hacerlas más cómodas, los intereses aumenten descomunalmente.

Para que te queden más claro los distintos financiamientos, puedes checar la información que te brinda la Condusef (aquí) e investigar opiniones de las empresas que te ofrecen el servicio.

 

Fuente: Condusef


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *