Ocio

¿Sin vida social?, no te preocupes, ya tenemos “a quien culpar…”


Cuando se menciona la palabra antisocial muchos nos sentimos identificados, pues sabemos lo que es llegar a una reunión con los amigos (por muyantisocial-territorio-informativo tus amigos que sean) y no sentirte a gusto, o llegar a algún lugar en el que conocerás a personas y no poder controlar las ganas de excluirte. Y sí, podrán llamarnos amargados, antipáticos, aburridos, etc.; sin embargo, es una intuición que no se puede dominar y que, de hecho, te hace sentir bien.

Con todo lo anterior, quizá te has preguntado qué es lo que origina ese comportamiento del ser y no poder aparentar normalidad como las demás personas… Tenemos buenas noticias: un grupo de investigadores y psicólogos de la Universidad de Georgia descubrió que se debe al gen llamado OXT, culpable de no poder establecer relaciones sanas o de reconocer las emociones de los demás, en pocas palabras, es el responsable de que nuestra vida social no sea como la de los que nos rodean.

Ésto lo determinaron al examinar un proceso llamado metilación, el cual reduce la expresión de genes específicos y; fue aquí en donde encontraron el OXT, que produce la hormona de la oxitocina y, a su vez, se asocia con la gama de comportamientos sociales de los seres humanos.

Por su parte, Brian W. Haas, uno de los investigadores, aunó que se debe a que el aumento de la metilación corresponde a la disminución de la manifestación del genLos participantes con mayor metilación del gen OXT tenían características asociadas con el autismo. -Todas nuestras pruebas indican que el gen OXT juega un papel importante en el comportamiento social y en la función cerebral-, aseguró.

Finalmente, este estudio podría ser un parteaguas importante para mejorar tratamientos de trastornos sociales e, incluso, podría ser un hincapié para la creación de medicamentos que alteren y estabilicen los comportamientos.

¿Ya ven? No es porque seamos mamo…PAYASOS, es que nuestro organismo nos regaló la bella oportunidad de alejarnos de la humanidad en general… Amén.

 

Fuente: Muy Interesante


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *