Ocio

Funeral a “lo japonés”…


Una feria donde puedes “medirte tu féretro”

Mucho se dice que en cuanto al tema de la muerte se refiere, México es algo…exótico, y sí, nuestro culto a la pelona va más allá de cualquier tradición convencional, pero los japoneses de plano nos ganaron.

¿Te imaginas asistir a una Feria (así como las que hacen de empleo, cómics, computación, bodas, quince años…), pero para ver cómo quieres tu funeral? Pues para eso los japoneses tienen “Endex” o “Expo ataúd” o “Shukatsu Festa”, ahí ellos van para escoger desde su caja, hasta cómo quieren que los maquillen para el día final.funeral-bdh

Testamentos, contratación de seguros funerarios, retratos post mortem, ropa de despedida, maquillaje…todo lo pueden ver y hasta ¡probárselo! Hasta una simulación de tu ceremonia de despedida puedes pedir, así como quien pide una prueba de queso en la tienda de Mamá Lucha.

“Shukatsu” es algo así como “prepararse para el propio final”, hasta la fecha han logrado convocar a 220 empresas del ramo mortuorio y 22 mil personas interesadasen no dejar problemas después de su partida. Japón es un país longevo,  por eso el mercado de las despedidas se ha convertido en una opción bastante atractiva, aunque no tan rentable debido a que la muerte ya es tan común en ese país, que muchos prefieren pagar precios más accesibles y estancan el negocio.

Morirte en Japón te anda costando algo así como 2 millones de yenes (como mediomeloncito de pesos) y hay familias que todavía se quieren lucir con su ser querido, a veces quienes asisten al funeral llevan un monto de dinero en un sobre de color negro con plata para expresar sus condolencias a la familia. Este dinero será de acuerdo al vínculo que lo une al difunto variando entre los 3 mil y 30 mil yenes.

Ya sabemos que en el país del sol naciente muchos se nos están adelantando, bajo esa premisa, es obvio pensar que se están acabando los terrenos para darle santa sepultura a sus familiares, además en el sintoísmo o el budismo acostumbran desde supervisar la construcción de la tumba, su limpieza y las ofrendas de fruta, cigarrillos o alcohol a cambio de una protección del más allá…eso sale caro. Pero para quitarles preocupaciones, ahora las empresas ofrecen “vecinos del más allá”. Hasta 6 mil difuntos pueden compartir lote, ofrendas, limpieza, ¡todo más barato!

Incluso hay cafés que ofrecen la experiencia de la muerte dejando a sus clientes probar un ataúd por cinco minutos, muchos aseguran que es revitalizante, capaz de hacerte reflexionar verdaderamente sobre lo que viene. Entonces este tipo de prácticas les permiten asegurar un buen destino para su cuerpo sin ser demasiada carga para quien se apiade de ellos.

Aeon Life Co., es una empresa que ha sabido sacarle jugo al fenómeno y ya es más que una funeraria, ya ofrece sus productos en el supermercadocomo si se tratara de papel higiénico.funeral-1-bdh

En la expo hay de todo, lápidas, carrozas fúnebres y globos para llevar las cenizas al cielo, pero lo mejor ha de ser la competencia de embalsamadores profesionales quienes se enfrentan en una lucha encarnizada demostrando sus habilidades para cambiarle la ropa a los muertos.

Hasta Yahoo Japan tiene disponible, desde 2014, una plataforma que permite a los usuarios abrir un monumento electrónico gratuito para sí mismos. Este servicio de Yahoo Ending permite que cuando cualquier japonés muera,  sus datos, documentos y fotos online sean procesados según sus deseos y envía e-mails finales guardados en los servidores de la empresa a amigos y familiares. Los usuarios que en su mayoría están entre los 30 y 40 años, pagan 180 yenes por mes para mantener almacenadas sus conversaciones finales.

Hay quienes gastan en una sesión fotográfica para ser usada en su funeral y compran “libretas de últimos deseos”, artículos que últimamente se venden al por mayor.  Los paquetes van desde los 400 mil yenes (80 mil morlacos mexicanos), esto de acuerdo con las compañías, le ayuda a la gente a disfrutar el resto de su vida.

Pueden enviar sus cenizas al espacio, convertirlas en diamantes, crematorio móvil para mascotas, bueno ¡hasta los monjes budistas ya se anuncian como proveedores!, y ¡cómo no!, si la industria anda dejando ahí pobremente como 41 billones de dólares.

Así la vida muerte de nuestros amigos orientales, yo nada más quiero que me digan si son conscientes de que cuando den el paso al más allá, ni cómo reclamar un mal servicio…de chanchuyos ya ni hablamos.

 

Fuente: Redacción

Por Nelda Cardentti


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *