Fitness y Buena Alimentación

¿Qué tan sana es la comida ‘sana’?


Muchas veces, el único que nos dice que algo es saludable es el marketing, nos confiamos de lo que vemos en los comerciales o en los espectaculares y los tomamos como nuestro único referente para la elección de nuestras compras

Esta vez, desmitificaremos 7 de esos alimentos:

darkigloo dance yes green celebrate

  1. Cereal: hay miles de versiones y ya son, por creencia popular, la mejor manera de empezar tu día. Pero si ves la información nutricional de tu caja favorita, notarás que la mayoría contienen la misma cantidad de calorías y muchísima azúcar.
    ¿Qué hacer? Elige los que estén elaborados a base de granos integrales con la menor (o nula) cantidad de azúcar añadida y acompáñalos con fruta natural.
  2. Galletas Integrales: Por mucho que contengan fibra y harina integral, son altamente calóricas, casi lo mismo que las galletas no integrales, además aportan niveles considerables de azúcar y grasa.
    ¿Qué hacer? Cómelas sólo como antojo ocasional y prefiere que la harina sea 100% integral, con aceite de oliva o de girasol.
  3. Barritas de arroz: Y aquí englobamos todos esos snacks ligeros que se supone te quitan el hambre entre horas y te ayudan a cuidar tu línea y tu salud. La realidad es que te aportan carbohidratos y una elevadísima cantidad de sal y, seguramente ya lo sospechas, su riqueza en otros nutrientes es casi nulo.
    ¿Qué hacer? Lo mismo que las galletas, si se te antoja una de vez en cuando está bien, pero si tienes un antojo de media tarde es mejor comer frutos secos.
  4. Azúcar morena: ¿Sabes cuál es la diferencia entre el azúcar morena y el azúcar blanca? Prácticamente ninguna. Es cierto que el azúcar blanca está completamente refinada y el azúcar morena está parcialmente refinada y, por tanto, aporta más minerales; pero la diferencia entre uno y otro es mínima.
    ¿Qué hacer? No abusar del azúcar, en ninguna de sus presentaciones.
  5. Embutidos de pavo: Creemos que al preferir un jamón o salchichas de pavo estamos siendo más sanos que si es de cerdo; desafortunadamente, las versiones de pavo son tan ricas en calorías y en grasa como las de cerdo.
    ¿Qué hacer? Los embutidos no deben ser parte habitual de tu dieta, si vas a darte el gusto de comer alguno, elige el que más te apetezca.
  6. Productos light o cero: Es claro lo que nos venden, productos que te permiten seguir comiendo chatarra sin el riesgo de engordar. El aliado perfecto para las dietas: No tienen grasas en su composición pero, por otra parte, están añadiendo una gran cantidad de azúcar en el producto.
    ¿Qué hacer? Checa perfectamente las etiquetas, escoge lo que menos azúcar y añadidos tenga, y no los veas como una constante. sino como una manera ocasional de matar el antojo.
  7. Vino tinto: ¿Que una copa de vino al día protege tu corazón y ayuda a evitar los accidentes cardiovasculares, y es además rico en antioxidantes? La cruda verdad es que los efectos perjudiciales del poco alcohol que tiene el vino son mucho mayores que los beneficios que te puede aportar.
    ¿Qué hacer? El líquido más importante que debes consumir es el agua, los beneficios que te puede otorgar el vino los adquirirás de la misma manera, y sin alcohol, comiendo uvas.

Fuente: Men’s Health


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *