Cuidado Personal

¿No te gusta el vello corporal?


La depilación, desde hace bastante tiempo, dejó de ser un tema exclusivo de mujeres. Al principio era muy raro que los hombres normales lo hicieran, eso se dejaba para los modelos y los hombres que salen en la televisión. Sin embargo, hoy en día es cada vez más común que los hombres lo hagan, y no sólo las axilas o el pecho, también la espalda, las piernas, ¡el cuerpo entero! Tal es la demanda de los hombres por acabar con el vello de su cuerpo que ya hay en el mercado productos especialmente para ellos como cremas depilatorias y paquetes en las clínicas de depilación.

Hay muchas cosas a tomar en cuenta:

  • Tu presupuesto: Sin duda, un rastrillo, una crema o gel están al alcance de prácticamente cualquier bolsillo. Si puedes invertir un poco más busca una máquinaque a la larga representará un ahorro-; si tienes lo suficiente y quieres acabar con el vello de forma definitiva puedes buscar el método láser, pero toma en cuenta que lo más probables es que necesites varias sesiones.
  • El tipo de piel que tienes: si es muy sensible no podrás tomar el rastrillo como una opción, la cera también puede llegar a causarte ardor o malestar; los productos como geles o cremas son ideales para comenzar a depilarte.
  • Plazo durante el que quieres eliminar el vello: quizás es sólo una prueba para ver cómo luces o tienes unas vacaciones en las que quieres verte impecable, eso no necesitará más que un rastrillo o una crema, pero si buscas hacerlo por un plazo más largo o de forma definitiva, la cera y el láser te ayudarán.

Sí, suena complicadísimo, pero con la práctica te darás cuenta de que no lo es tanto. Puedes visitar una clínica de depilación en la que te asesorarán de manera profesional, muchas de las cuales, además de contar con el servicio láser, realizan depilación con cera o cremas; ellos sabrán recomendarte lo que es mejor para tu piel.

Si decides hacerlo en casa toma en cuenta los siguientes consejos:

  • Si es la primera vez que pruebas un gel, crema o espuma, realiza una prueba en una pequeña parte de tu cuerpo y espera unas horas. De esta manera sabrás si puedes utilizarla sin temor a reacciones extremas o alérgicas en tu piel.
  • No te depiles cuando la piel esté enrojecida o irritada por el sol.
  • Para usar cera es recomendable tomar antes un baño de agua caliente para abrir los poros y suavizar el vello.
  • Si tienes cortes o heridas, ¡no te depiles!
  • Toma en cuenta que deberás evitar asolearte al menos el día que realizaste la depilación.

Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *