Fitness y Buena Alimentación

Del Carbonato de Magnesio y sus Beneficios…


En algún momento de nuestra vida hemos sido parte de los efectos milagrosos del tan conocido Carbonato de Sodio y, de hecho, en algunas ocasiones ha sido confundido o pensamos que es lo mismo que el Carbonato de Magnesio, pues déjame decirte algo: HEMOS VIVIDO ENGAÑADOS DURANTE TODA NUESTRA VIDA.

Para empezar debes saber que el Carbonato de Magnesio (MgCO3) es un compuesto químico y mineral natural, así que no te espantes al leer el sinónimo de industrial (o sea químico), pues en realidad es más puro que cualquier otra cosa, no por nada es uno de los elementos más esenciales para las células vivas.

¿Para qué sirve?

Antes que nada es importante recalcar que NO ES UN ALIMENTO, sino un SUMPLEMENTO alimenticio que lo puede tomar el público en general y se debe conjugar en dosis moderadas junto con la dieta que realices.

Una vez despejada la duda, te decimos los beneficios que te traerá consumirla:

  • Disminuye la fatiga y el cansancio, por el contrario, genera mayor energía en el organismo.
  • Interviene en la formación y solidez de huesos, dientes, músculos, riñones, hígado, cerebro, pulmones y el sistema nervioso.
  • Si haces ejercicio, entonces te vendrá muy bien tomar Magnesio, ya que es ideal para bajar de peso de una forma sana.
  • Ayuda a la creación de enzimas, anticuerpos y hormonas.
  • Ayuda a controlar los nervios, también disminuye el insomnio, dolores y relaja el cuerpo.
  • Trata los problemas digestivos como el tránsito intestinal lento, la irritación del colón y estreñimiento.
  • Interviene en la producción de proteína.
  • Ayuda a controlar la caída del cabello.
  • Funciona como laxante.
  • Si lo combinas con un poco de agua oxigenada, te ayudará a blanquear y exfoliar la piel.
  • La aplicación en la piel provoca que se conserven los glóbulos blancos.
  • Desinfecta heridas y ayuda a la cicatrización.
  • También es ideal para tratar el acné y los abscesos.

¿Cómo puedo saber si me falta Carbonato de Magnesio?

  • Se degeneran los cartílagos y aparecen enfermedades como la artrosis y dolores articulares.
  • Se entumen los músculos o se sienten hormigueos.
  • Aparecen taquicardias.
  • Aparece la hipertensión arterial.
  • Dolor de cabeza y tensión mandibular.
  • Ocasiona vértigo.
  • Dificultad para adaptarse a la luz (Fotofobia).
  • Espasmos en parpados y estómago.
  • Debilidad y fatiga crónica.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas.
  • Dolor en el pecho.
  • Estreñimiento.
  • Cólicos.
  • Hipersensibilidad al ruido.
  • Ansiedad por consumir sal o chocolate.
  • Insomnio, ansiedad, hiperactividad, inquietud, ataques de pánico, fobias.
  • Osteoporosis.
  • Caries.

¿Cómo te quedó el ojo? Seguro no sabías que todos esos males que padeces a diario se deben al poco Magnesio que tienes en tu organismo. ¿Y tú pensabas que eran síntomas pasajeros?

¿Qué alimentos contienen este compuesto?

  • Salvado de arroz integral.
  • Algas Agar secas.
  • Cebolleta liofilizadas.
  • Hojas de cilantro secas.
  • Semillas de calabaza secas.
  • Cacao en polvo sin azúcar.
  • Albahaca seca.
  • Semillas de lino.
  • Semillas de comino molidas.
  • Nueces de Brasil.

Por último, te recomendamos que si ya decidiste sumarte a los beneficios sanos de este mineral, debes ingerir no más de 300 gramos diarios, ya sea en cubitos, polvo o capsulas, mismos que puedes conseguir en farmacias o tiendas naturistas.

 

Fuente:Bezzia


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *