Moda y Estilo

Adéntrate en el mundo de los perfumes y fragancias


Hablemos de fragancias… Si nunca en tu vida lo habías pensado, te cuento que éstas son como la ropa: cambian con la temporada y con la edad; además, siempre habrá alguna que se ajuste mucho mejor a tus gustos y personalidad; se dividen en familias olfativas y todas tienen tres notas que mezclan el olor y definen la forma en que las percibimos.

alien james franco spring breakers perfume cologne

Aunque a veces no lo notes, están compuestas por diversos aromas. El primer olor que percibes, justo al aplicarlo, es la nota de salida, con ésta sabrás la personalidad de la fragancia y generalmente es la que logra enamorarte. Después viene la nota corazón, la que determina la familia olfativa a la que pertenece –sigue leyendo para que sepas de qué hablo-, y finaliza con la nota de fondo, que son los tonos que permanecerán en ti por hasta 24 horas.

A eso se debe que tu perfume no huela igual al salir de la botella que por la noche, cuando ya pasaste todo el día con él. Además, el tiempo de fijación dependerá del Ph de cada persona, incluso el aroma puede variar.

Pasemos a las familias olfativas, éstas clasifican a los perfumes según el componente más destacado, y son las siguientes:

  • Acuosos: son frescos y luminosos, también se les llama marinos. Contienen extractos de algas, helechos y hierbas húmedas. Son los preferidos de hombres y mujeres muy jóvenes y dinámicos.
  • Florales: Es la de mayor tradición, se destaca por acordes creativos y silvestres, generalmente son más usados por las mujeres y se identifican como aromas románticos y soñadores.
  • Frutales: Es una de la que más han innovado la industria, pasaron de las flores de limón y naranjo, a durazno, mora, ciruela, piña y más. Dependiendo de los frutos usados pueden ser más dulces, cítricos o exóticos.
  • Amaderados: El aroma masculino por excelencia, se obtiene de raíces, rizomas y cortezas de árboles y arbustos, incluye cuero y tabaco. Logra aromas cálidos con que se identifican los hombres de personalidad dominante.
  • Especiados: Aquí encontrarás comino, albahaca, pimienta, salvia o granos como café y chocolate. Esta familia es la que más ha experimentado y evolucionado en los últimos años, creando aromas atrevidos que permanecen en la memoria.

Recuerda que también puede haber perfumes que mezclen familias como floral-frutal o amaderado-especiado.

Ahora que ya escogiste el aroma que te identifica, ¿dónde y cómo se aplica?:

  • En las muñecas: ya que el movimiento de las manos hace que la estela del perfume se libere con libertad.
  • En el escote o pecho: disfrutarás de la fragancia durante todo el día y las personas que se acerquen a saludarte lo percibirán más fácilmente.
  • También lo puedes aplicar en el ángulo del codo, detrás de las orejas y algunos recomiendan hasta en las rodillas. Eso sí, siempre con moderación.
  • Los aromas frescos o cítricos van más con el verano. Los cálidos, amaderados y especiados se llevan mejor con el invierno. Nunca mezcles perfumes, si tienes dos o más que te gusta usar, lleva uno cada día o por temporada (o según tu humor), pero no los mezcles.

  • Nunca apliques el perfume sobre la ropa, ya que podría mancharla. Una forma de conseguir una mayor intensidad del aroma es buscar una línea completa de éste que incluya cremas o productos de baño.
  • Lo más importante: todo con medida. A nadie le gusta alguien que huela como si se hubiera vaciado una botella entera encima, es mejor algo sutil que la gente poco a poco identificará como tu aroma.

Fuente: Redacción


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *